¿Cómo volver a ser feliz?

Seguro que te has hecho esta pregunta.

Los viejos buenos tiempos…

Pues resulta que puedes cambiar drásticamente tu nivel de felicidad con 3 simples cambios…

Imagínate… estar siempre inspirado para alcanzar todos tus objetivos en tu carrera o vida personal.

Pero primero tienes que hacerte una pregunta…

¿Qué viene primero: tener éxito o ser feliz?

Eso es lo PRIMERO que tienes que hacer. Sin eso no tienes nada.

Hay una cosa que tienes que tener muy claro primero. ¿Se puede ser feliz SIN tener éxito?

Sí.

Rotundamente sí.

La mayoría dice: “Voy a trabajar mucho. Voy a tener una carrera brillante en los próximos años… y entonces seré feliz.”

Ganarán dinero y entonces serán felices.

Pero no funciona así.

Hay algo que debes saber primero.

Tanto si quieres tener tu propio negocio, como subir en una empresa o convertirte en un deportista de élite, hay un orden que tienes que seguir.

Y lo primero NO es tener éxito. Lo primero NO es ganar dinero, ni tener más contactos, ni mejores relaciones.

Lo primero es ser feliz.

Siempre.

La clave es ser feliz por ti mismo. Sin premios materiales.

Y es posible.

Pero…

Para ser feliz debes trabajar en algo que te apasione. Como gran parte de tu tiempo lo pasas en tu trabajo, la clave para ser feliz es AMAR tu trabajo.

Así que tu trabajo debe ser el trabajo de tus sueños. No hay discusión. O al menos tener un estilo de vida que persiga ese trabajo. Eso también sirve.

Ten cuidado porque existe una tendencia hoy en día que dice: “No sigas tu pasión.” Pero es sólo una moda más. Algo que dicen los aprendices de gurú para ser originales.

Lo más importante es seguir el viejo lema de “sigue tu pasión.”

Si no te ocurrirá esto: ¿Recuerdas la última vez que estuviste con tus amigos? Siempre es la misma historia:

“¿Qué tal tu semana?,” pregunta alguien.

“Mi semana fue terrible. No tuve tiempo para nada.”

El siguiente amigo dirá: “Pues mi semana fue todavía peor.”

Pero hubo otro amigo que entonces dijo: “Pues mi semana fue aún más terrible, nada comparada con la tuya.”

La gente incluso presume de odiar su trabajo. Es una competición sobre quién ha tenido la peor semana laboral. Y son los mismos que se preguntan “¿Cómo volver a ser feliz?”

Una locura… pero todos siguen ahí, trabajando de 9 a 5 en un trabajo que odian, con un jefe que odian y con compañeros que también odian.

La gente es adicta al sufrimiento. Porque son adictos a quejarse. Pero no sigas la estúpida mentalidad occidental de tener que sufrir para triunfar. Porque no es así.

El primer objetivo es ser feliz.

Y además, si quieres tener más salud, tiene que apasionarte lo que haces.

Como dijo Shakespeare: “El hombre que sueña no envejece.” Y es cierto. Así que sólo para estar joven, ama lo que haces. La medicina moderna hará el resto.

¿Quieres ser feliz? Entonces, primero persigue el trabajo de tus sueños. Aunque estés lejos de él. Pero búscalo. Porque simplemente esto te hará feliz.

Y hay otra poderosa razón para buscar trabajar en tu pasión es que ganarás más, incluso a medio plazo. Sin exagerar: tu energía será 10 veces mayor.

Recuerdo que hace años odiaba pasar de un trabajo mal pagado a otro mal pagado… Y luego pasé de un trabajo bien pagado que odiaba a otro bien pagado que también odiaba…

¿Cómo volver a ser feliz? me preguntaba continuamente.

Pero siempre estaba deprimido. Viajes por Europa, reuniones en las que parecíamos delegados de las Naciones Unidas, y también me pagaban bien… Cenas fantásticas, hoteles caros y una prima a final de mes.

Excepto que odiaba mi trabajo.

Lo odiaba porque no me inspiraba. (Nota: Si te gusta el mundo corporativo, hazlo. Recuerda que la clave es hacer lo que te gusta).

Entonces me pregunté, ¿cómo volver a ser feliz?

Y como lo que realmente me gustaba era escribir, empecé a hacerlo a tiempo parcial (una buena estrategia, lenta pero segura). Así que me comprometí a escribir y dejé mi trabajo.

El insulto más suave que recibí fue que estaba loco…

Pero yo era feliz. Y tuve más energía.

Resumiendo, pude vivir de mis libros.

Ya no había restaurantes caros ni viajes por Europa. Ahora podía hacerlo por mi cuenta (y sin reuniones). Tenía toda la autodisciplina del mundo ya que trabajaba en lo que me apasionaba. Y lo mejor era sentir que estaba construyendo un futuro.

Así que lánzate. Si te gusta el mundo corporativo, lánzate al mundo corporativo. Y si te gusta la fotografía, lánzate a ese sector y haz un negocio de ello. ¡Vete a por lo que más te gusta siempre!

Una vez que trabajes en lo que te gusta, será una revolución.

Ganarás tu primer millón rápidamente. Serás superproductivo. Tendrás los mejores contactos… y no morirás de un ataque al corazón por un trabajo que odias.

Si necesitas pruebas mira a los famosos: ¿por qué algunos actores de éxito desaparecieron de escena? ¿O por qué algunos se suicidaron? Porque ya no les gustaba lo que hacían. No les gustaba el trabajo paralelo que tenían que hacer.

O piensa en por qué ese prometedor futbolista ya no es una estrella. Porque no se centró en lo que le apasionaba, que era jugar al fútbol.

Tal vez ahora tengas problemas en el trabajo. Estás sufriendo. Y es porque en tu interior sabes que buscas algo diferente.

Pero esto no te pasará si trabajas en lo que realmente te gusta.

Así que es vital que busques el trabajo de tus sueños. No tienes que encontrarlo mañana. Ni dentro de un mes. Ni en un año. Pero tienes que buscarlo. Hay tanta energía en seguir en tu pasión, que convencerás a cualquiera. Y eso también atrae el dinero.

¿Sufrirás ataques de la competencia? Por supuesto. Pero no será nada si te apasiona lo que haces. Serás tan productivo y tendrás tan buenos contactos, que te reirás de esos ataques.

Y tu vida personal también se disparará. 

Así que ve a por ello. Lo primero es la felicidad. Como dijo el griego Arquímedes “Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo.”

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.